Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

El blog de Anes Ortigosa

Blog personal donde voy escribiendo sobre diferentes temas


Ahorra Luz, zonifica la iluminación.

Publicado por Anes Ortigosa activado 3 Agosto 2013, 17:34pm

4321264630_393551fdac.jpgHablando de eficiencia energética creo que lo primero que a mucha gente le viene a la mente son las luces LED. Los más aventajados que las hayan visto en los establecimientos sabrán que hay varios tipos y que se diferencian básicamente por el precio. Pero si no nos dejamos llevar por las técnicas de marketing y somos conscientes de lo que necesitamos y queremos, podemos ahorrar más dinero del que pensamos.

Para ello voy a intentar aportar un poco de luz sobre el tema.

Lo primero que es necesario de explicar es el concepto de lumen. Un lumen lo vamos a definir con una unidad de luz en el sentido de luminosidad. El que quiera una definición más perfecta que la busque por Internet. Volviendo al tema, ahora vamos a pensar que para actividad se necesita un nivel diferente de luminosidad para realizarla. Por ejemplo en un baño/aseo para darnos una ducha no es necesario tener la misma cantidad de luz que por ejemplo para afeitarse un hombre o maquillarse una mujer. Para cuantificar ese nivel necesario, recurriremos a contarlo por lúmenes necesarios, de hecho, ya existen multitud de lugares y tablas donde se puede ver cuantos lúmenes están estimados que se necesita para realizar una actividad concreta.

Entonces, una herramienta muy eficaz para ahorrar dinero es ajustar la cantidad de luz que se necesita para realizar una actividad. Mi opinión es que este tipo de trabajo debería estar más a la orden del día y no tan despreciado. Con esta entrada quiero transmitir a cualquiera que lo lea por lo menos los conceptos básicos para que lo pueda hacer por si misma, o que por lo menos si va a una empresa a encargar una obra o reforma sepa que cosas puede exigir.

Como ya he dicho en los baños y aseos es un lugar donde se puede “regular” la luz que necesitamos. También lo recomiendo para dormitorios, a menudo se encuentran iluminados en exceso, si se quiere tener mucha luz para verse la ropa se puede poner un punto de luz concreto para esos momentos, pero que no sea la luz general que se encienda siempre. Otro lugar de las viviendas donde se desaprovecha la luz es en las cocinas, porque se ilumina el 100% de la cocina con el máximo de luz como si todo fuera la zona de preparación. Es mejor poner una intensidad más suave como iluminación general y más lúmenes estrictamente en la “zona de trabajo”. Los pasillos son una zona de tránsito donde no se hace vida, es completamente absurdo esos pasillos que tienen más iluminación que por ejemplo un salón.

Todo esto que he comentado para realizar en las viviendas se puede extrapolar a empresas y oficinas. Seguramente muchos os habréis dado cuenta que el factor común de esta medida es la zonificación, zonas donde son de tránsito o se realizan actividades que no requieren tanta iluminación, se instala menos luz, y los lugares donde se realizan trabajos más de atención al detalle se les pondrá iluminación extra. Aplicar la lógica ayuda en muchas ocasiones. Pensar ahora cualquier centro de oficinas o administración pública donde la iluminación está embebida en el falso techo y está uniformemente repartida, ya sea puestos de trabajo, zonas de tránsito (pasillos) o incluso zonas de hall o zonas sin uso.205761420_c199a5dc78.jpg

Para terminar quiero introducir el concepto de Lux, otra unidad de medida y que también es muy utilizada y a veces confundida con el lumen. Ambas unidades están relacionadas. Un lux es la cantidad de lúmenes que hay por metro cuadrado. Por ejemplo si estamos en una habitación de 10 metros cuadrados (un dormitorio) y tenemos un punto de iluminación central con una potencia de 250 lúmenes, podemos decir que en ese dormitorio hay una iluminación de 25 lux. Ahora si esa habitación tiene 15 metros cuadrados la medición de lux pasa a ser de 16.67 lux. A nivel personal este tipo de medición para la gente de a pie la veo compleja de entender y que sigue basada en un sistema despilfarrador de energía porque al final lo que se obtiene es la cantidad de luz media que hay en una zona concreta, y eso va en contra del planteamiento que he realizado en esta entrada. Además de que siempre se desconoce cuantos lúmenes se están usando y cuanto de grande es la superficie.

Aun así os pongo un link con una lista muy currada de cuantos LUX se necesitan según las distintas actividades a realizar, recomiendo que si no se tiene muy claro el concepto de lux, la utilicéis para estimar cuanta luz más o menos se necesita para una actividad u otra (el doble, el triple, la mitad, etc…)

 

Links de documentación útil compartida gracias a los amigos de ledbox.com

 

Comentar este post

Archivos

¡Somos sociales!

Ultimos Posts